HTC Desire Eye se perfila para ser el rey de las selfies