Transformers, Sega y Play Station

Todos (o casi todos) los chavorucos noventeros eramos fans de los Transformers, tanto que han sacado ya varias versiones desde sus apariciones originales, y ni que decir de su salto al cine en grandes producciones holliwoodenses.

Otras pasiones de los que pasamos por aquellas fechas era la revolución de los videojuegos, donde ya habían quedado atras el Atari, NES, SuperNes, Sega Master System, etc y llegaban las nuevas generaciones de consolas las cuales nos permitían jugar con mejores gráficos, me refiero al Sega Genesis y posteriormente el Play Station.

Muchas otras cosas ocurrieron en aquellas fechas, pero estas podríamos recalcar como de las significativas de los 90s.

La tienda en linea Big Ban Toy Store sabe que la mejor de atacar a los chavorucos es en la nostalgia así que pone en venta a Optimus Prime y a Megatron como nunca los habías visto… transformables en Play Station y en Sega Genesis respectivamente.

El precio es de 119.00 USD cada uno, un precio no tan alto para un producto de colección como estos, solo hay un punto que no nos satisface del todo y es que son meramente ornamentales, es decir al transformarse en consolas no son funcionales u_u … aunque seguramente si esta venta tiene éxito siempre habrá algún loco emprendedor que ponga manos a la obra y logre la transformación y la funcionalidad a la vez.

e54boqzskqglnnpsa4u6

El tamaño de estos ejemplares transformados en robots es de 19 cm de alto y el tamaño de consola es proporcional 1:1 a las reales.

Puedes hacer tu pre-orden desde ya. Se espera que Megatron esté disponible para este mes y Optimus Prime estaría disponible para febrero del próximo año. Si te interesa obtener estos ejemplares visita el sitio de Big Ban Toy Store y apártalos ya antes de que Yukito acabe con todo.

Aparta tu Optimus Prime

Aparta tu Megatron

md_ov

 

EduCabrera (287 Posts)

Fundador de Geekdron, desarrollador web, desintegrado, geek, twitero, panbolero y basquetbolista, amante de toda la tecnología que no puede comprar.


 

 

 

O ¿tú qué piensas?